v r
^

Comentarios periodísticos sobre la Casa Museo

La Municipalidad de San Pedro decidió que el lugar donde nació, vive, hizo toda su obra y trabaja en la actualidad el escultor Fernando García Curten (1939) sea convertido en Casa Museo. Reconoce así la sacrificada labor desarrollada en soledad y durante toda su vida por este artista, cuyas exposiciones aquí y en el extranjero (España/ EE.UU./ Venezuela, etc.) recibieron  los más elogiosos comentarios de la crítica. ALDO GALLI. Diario “La Nación” Buenos Aires, Argentina.

EL MUSEO QUE CREÓ UN PUEBLO. La ciudad de San Pedro, a través de funcionarios y amigos, termina de ofrecer un ejemplo único que debe ser festejado por todo el arte argentino, convirtiendo la casa-taller del maestro Fernando García Curten en “Casa Museo”, incorporando así al patrimonio nacional la obra del artista que la habitó desde su nacimiento, donde realizó, y aún continúa, toda su obra (…) EDUARDO BALIARI. “El Economista” Buenos Aires, Argentina.

Se inaugura en San Pedro, la Casa Museo Municipal que lleva el nombre del artista Fernando García Curten, considerado uno de los escultores contemporáneos más originales. F.G.C. ha vivido en EE.UU. y Europa, pero eligió su lugar de origen como permanente residencia (…) “Página 12”. Buenos Aires, Argentina.

Recluido en su antiguo caserón de San Pedro, García Curten encontró el tiempo para construir una obra absolutamente original. Olvidado durante años, F.G.C. debió atravesar momentos muy difíciles (…) Ahora ese panorama sombrío se invirtió. La Municipalidad local arregló las goteras, pintó de blanco las paredes polvorientas y mediante convenio inédito, declaró al recuperado “bunker”, como “Casa Museo Fernando García Curten” (…) LUIS GRUSS. “Clarín Revista”. Buenos Aires, Argentina.

Hombres de la cultura lo califican como “artista genial” (Ernesto Sabato) o “creador formidable” (Luis Felipe Noé). Avalados por éstos y otros comentarios, recogidos de una larga trayectoria, azarosa y sin concesiones, un grupo de amigos, junto a autoridades municipales, habilitaron, con justicia y generosidad, la “Casa Museo Fernando García Curten” (…) OMAR MARSILI. Revista “Encuentro”. San Isidro, Argentina.

(…) maderas quebradas, alambres de púas, cartón y trapos; elementos deliberadamente opacos, densos, gastados. Con esa argamasa abandonada el escultor ha resucitado dioses, ángeles y demonios, cuya visión resulta estremecedora. Ya se sabe, “hasta una catedral puede ser levantada con basura”, en estos tiempos signados por lo efímero. García Curten levantó la suya, y está en San Pedro. Revista “Ciudad B”. Buenos Aires, Argentina.

(…) inútil resulta hablar, en presencia de la obra de Fernando García Curten, de líneas de fuerza, de vectores, de llenos y vacíos. La primera y definitiva lectura de su trabajo pasa “por el corazón”, por la emoción que nos produce. Uno parece caminar por un santuario de esculturas. El lugar llama al silencio (…) JORGE JOFRÉ. Revista “Punto y Aparte”. Buenos Aires, Argentina.

(…) El arte hecho con basura funciona como una rebelión: la belleza de lo destruido y hasta de lo podrido. (…) Entre los consagrados: Norberto Heredia, Ennio Iommi, Carlos Regazzoni y Fernando García Curten, (escondido en su Casa Museo de San Pedro), están los plásticos que se ensucian las manos con esas mezclas indefinidas de materia en descomposición (…) G.R. Diario “Clarín”. Buenos Aires, Argentina.

Las esculturas de Fernando García Curten pasan por alto el campo de la razón para detenerse en el imprevisible ámbito de las emociones (…) A partir de su trabajo narra en forma deliberadamente encubierta su visión del mundo, y aunque en los últimos años prefirió el encierro en San Pedro, se ausentó, sólo en forma temporaria, para exponer su obra invitado en diferentes sitios del mundo. (…) FERNANDO TEMPONE. Revista “Ámbito Cultural”. La Plata, Argentina.

(…) elige el silencio de su pueblo, no participa en certámenes y en 1990 deja de exponer. En 1992, la Municipalidad de San Pedro, por medio de su intendente, Dr. Julio Pángaro, convierte el lugar en que trabajó, vive y nació, en Casa Museo. (…) Sus esculturas están más próximas a un leprosario que a un museo. Sin embargo, en medio de la putrefacción de los desechos, que por separado  no estarían más que en bolsas de residuos, carcomidos a la orilla del río o en una esquina cualquiera, aflora una belleza estricta.(…). DIEGO BAGNERA. Diario “La Prensa”. Buenos Aires, Argentina.

Plasmación potente de los sentimientos, y en este caso, un profundo sentimiento trágico de la vida que se expresa mediante la deformación afectiva de las proporciones, la exaltación de las partes (…) Este hombre tiene mucho para decir, y lo está diciendo desde la soledad de su “Casa Museo”, allá en su San Pedro natal, aquel pueblo con río al que le sigue siendo fiel. MARIA LUISA MANASSERO. “Cuadernos Hispanoamericanos”. Madrid, España.

Compartir